Subida al monte Toubkal

Subida al monte Toubkal

¿Estás planificando tu viaje a Marruecos? No pierdas la oportunidad de hacer cima en la montaña más alta del norte de África. Esta fue nuestra experiencia en la subida al monte Toubkal.

Planificar la subida al Monte Toubkal

Dedicamos dos días del viaje para desconectar en la naturaleza, y la verdad que es algo que siempre sienta bien, aunque nosotros lo hicimos en dos días y tenemos que reconocer que fue una locura, lo recomendable es hacerlo en 4 días. 

DSC00034

El monte Toubkal,se encuentra a 4137m. Es el pico mas alto de Marruecos y del Norte de África, y como podréis imaginar desde la cima, las vistas son alucinantes, se puede ver incluso parte del desierto, que días después dormimos en él. Tanto si sois unos amantes de la montaña, como si no, os aconsejamos que lo hagáis, ya que es sencillo y el entorno, tipo de piedra etc es totalmente diferente a lo que seguramente estáis acostumbrados en vuestro país, y es que Marruecos tiene eso, que tiene algo.

Ruta desde Imlil hasta la cima del Toubkal

Nuestro primer contacto con Marruecos fue Imlil, donde empezaba la ruta. Imlil es un pueblo situado a unos 20km del refugio que hay en el campo base. Ya en el, puedes observar como la gente lava la ropa a mano, ves gallinas, burros y todos los animalitos que imagines entrar y salir de las casas, personas cocinando, artesanales haciendo alfombras, niños jugando…es como retroceder en el tiempo.

Son 5 horas caminando cuesta arriba por lo que se hizo un poco largo hasta llegar al refugio y comer algo. Nosotros cogimos guía, no porque el camino tenga perdida, sino por el cambio de clima, lo mismo hace sol que en media hora hay niebla o al final hacen falta camprones… somos de los que hacemos todo por libre pero nos aconsejaron coger un guía y ahora que lo hemos hecho, diríamos que al menos el segundo tramo sí, ya que un guía sabe si parar o continuar, y lleva todo preparado por si hubiera imprevistos.

También está la opción de que te lleven las mochilas hata arriba, eso lo hacen los pobres burritos, y nos daba una pena terrible verles tan cargados, nosotros no somos partidario de ello y preferimos cargar con ellas a cuesta, pero es decisión de cada uno y nosotros queremos daros toda la información que disponemos 😉

En un principio la idea era descansar al llegar al campo base y  subir al Toubkal a la mañana siguiente, pero el guía comentó que el cielo estaba despejado y que al día siguiente daban mal tiempo, por lo que decidimos subir, y es cierto que el cielo estaba despejado pero fue un día de mucho caminar, por lo que estábamos tan cansados que no disfrutamos igual, por eso os aconsejamos que si disponéis de mas días, lo hagáis así.

Desde el campo base hasta la cima, son  3 horas de subida que se hicieron realmente duras, este último tramo es  muy escarpado, con nieve, mucho frío y viento. En más de una ocasión nos planteamos no continuar pero nos dimos fuerza el uno al otro y finalmente lo conseguimos! Nunca nos habíamos sentido tan al límite de nuestras fuerzas por lo que poder contar que llegamos a la cima supone una satisfacción enorme!

DSC00066

No caímos en mirar la temperatura arriba, pero antes de subir a la cima, cuando empezaba la nieve, estábamos a 4·.

Aún quedaban 2 horas de bajada hasta el refugio que también se hicieron largas por el cansancio acumulado y la dificultad del terreno. Además se hizo de noche y lo complicaba aún mas.

Después de 12 horas caminando por la montaña llegamos al refugio y pudimos cenar algo antes de caer rendidos en la cama…

A la mañana siguiente, madrugamos para volver a Imlil, esta vez mucho más rápido ya que era cuesta abajo.

A las 12 nos esperaba en su casa, la mujer de Hassan, nuestro guía, junto con sus dos niñas, nos tenía preparado té a la menta con tajine de pollo, muy bueno, comimos en su terraza, que la había preparado con mantas, cojines y una mesita donde comeríamos, estuvimos muy a gusto comiendo rodeados por las montañas y bajo un sol espléndido.

DSC00106

Otra cosa positiva de haber contratado un guía, fue el poder conocer a el y su familia e interactuar con ellos, conocer su forma de vida, un poco más su cultura etc algo que nos encanta hacer en todos nuestros viajes.

Así terminó nuestra experiencia en la montaña.

Si tenéis dudas o queréis saber algo más, estaremos encantados de ayudaros y resolver todas vuestras dudas. Esperamos veros por allí muy pronto.

Saludos!

¿Te gustó nuestro artículo?

Si es así, dame 5 caritas sonrientes 🙂

Puntuación media / 5. Número de votos:

Deja un comentario