Saltar al contenido

Ruta por el norte de España en 8 días

5
(4)

Es cierto que nos gusta conocer lugares, nuevas culturas y formas de vida, incluso tiene un aliciente mayor cuando el destino está lo mas lejos posible, pero es difícil encontrar un punto en el mundo tan completo como nuestro país, España (con permiso de otros países maravillosos que hay en el resto del mundo)

Costas, montañas, sol, nieve, islas y una cantidad de pueblos increíbles (aqui va una lista de los 20 pueblos más bonitos de España) muchísima diversidad que nos da innumerables oportunidades de ocio, turismo y deportes de aventura, sin olvidarnos de la calidad gastronómica. Todo esto hace que millones de personas quieran venir a conocer nuestro país, el cuál a veces no valoramos como se merece.

En este articulo nos vamos a centrar en el una zona de España que nos tiene enamorados y os vamos a contar nuestra ruta en coche al norte de España en 8 días. Queremos avisar de que este viaje lo hicimos muy rápido, no es nuestra manera favorita de viajar, pero en aquel entonces disponíamos de poco tiempo de vacaciones y quisimos aprovechar al máximo nuestro viaje.

Si tu dispones de más tiempo para conocer el norte de España, te recomendamos que sigas este itinerario pero a un ritmo más tranquilo que te permita «paladear» cada rincón. Y después de este consejo gratuito… ¡vamos a ver nuestro itinerario por el norte de España en 8 días!


Día 1. Santiago de Compostela

La ruta la empezamos en Santiago de Compostela, elegimos este lugar porque encontramos un buscador con vuelos baratos a Santiago y nos pareció un buen punto de partida para ir recorriendo el norte de España hacia el Este.

La primera imagen fue la de ver a algunos peregrinos que ya estaban llegando al final del Camino de Santiago, algo que ya hice yo sólo (Alberto) hace unos años y que te recomiendo que hagas cuando tengas oportunidad. Siguiendo a esos peregrinos llegamos al el centro de la ciudad, la Plaza del Obradoiro.

Es la famosa plaza donde se encuentra la Catedral de Santiago, una de las más emblemáticas del país y desde donde sale un tour gratuito para conocer Santiago de Compostela. Nosotros siempre que podemos, reservamos uno de estos free tour, así podemos conocer a fondo una ciudad en tiempo récord gracias al guía local.

La ciudad se transforma cuando cae la noche, y se convierte en una ciudad con muchísimo movimiento de gente que pasea por las calles y va entrando en los locales donde se puede tapear a muy buen precio con un ambiente estupendo. Eso hicimos nosotros también y nos fuimos a descansar para seguir con nuestra ruta el día siguiente.

Nosotros nos alojamos en un hotel rural situado a 5km de Santiago de Compostela, el hecho de hacer la ruta en coche da mucha movilidad para no tener que alojarse en lugares demasiado céntricos y el doble de caros. Nuestro alojamiento se llama As Bentinas, por si quieres echarle un vistazo


Día 2. Pontevedra y A Coruña

Después del madrugón y bien desayunados, nos fuimos a conocer Pontevedra, ese día no hicimos ningún tour gratuito por el centro de Pontevedra sino que nos fuimos directamente a la isla de la Toja y el resto de la mañana la pasamos en Combados. Al mediodía nos acercamos a O Grove, donde aprendimos como se crían los mejillones y ostras en las bateas de los pescadores locales. Hicimos un tour en un barco pesquero donde nos sirvieron mejillones y vino, mientras nos explicaban el proceso de la recogida del mejillón. El precio de ese tour nos costó tan sólo 16€ por persona. Súper recomendable.

Después de hacer la ruta de la Ría de Arousa nos fuimos dirección A Coruña, la capital gallega que nos sorprendió gratamente. Primero un paseo por la Playa de Riazor hasta llegar a la Torre de Hércules, ¡único faro romano en funcionamiento del mundo!

Antes de irnos al hotel, hicimos una parada en la zona céntrica de A Coruña para cenar, probamos las zamburiñas y de recuerdo nos guardamos su gran concha, desde entonces la usamos como soporte de jabón de nuestro aseo 🙂

Ese día fue súper completo e hicimos bastantes kilómetros de coche, así que decidimos pasar la noche en un hotel céntrico. En concreto es el hotel Moon.


Días 3 y 4. Asturias

El siguiente día pasamos gran parte de la mañana paseando por el monte de San Pedro, es una antigua instalación militar que se ha reconvertido en un parque y sirve como museo con zonas ajardinadas y un paisaje muy bonito. después de echar unas cuantas fotos y durante la mañana hicimos un tour gratuito por A Coruña muy completo desde las 11h hasta las 13h. Compramos unos bocadillos y nos pusimos rumbo a Lugo y llegamos hasta el punto donde se encuentra la frontera con Asturias.

En el municipio de Ribadeo, se encuentra la playa de las catedrales, recibe este nombre por que cuando la marea está baja, la forma que dejan las rocas, recuerda a los arcos de las catedrales, nosotros la vimos con la marea alta así que nos tuvimos que conformar con ver las imágenes en fotos.

CAM00508

Asturias es probablemente el lugar de España que más nos gusta y siempre que podemos hacemos una escapada allí. Durante nuestra ruta en coche por el norte de España dedicamos dos días completos a Asturias y aunque es poco tiempo, te dejamos el recorrido que hicimos para aprovecharlo al mñaximo.

Luarca

Una vez en Asturias, el primer destino era Luarca, un pueblo pesquero con un puerto de cuento, con sus coloridas barcas y las pequeñas casas que se amontonan a lo alto de una colina. Allí comimos y pudimos comprobar que lo que se dice sobre la comida Asturiana se queda bastante corto, es increíble lo bueno que está todo!!  

▷ Cudillero

La siguiente parada fue Cudillero, muy parecido a Luarca pero además se le añadía un mirador en el que tuvimos una panorámica espectacular.

Oviedo y Gijón lo visitamos de manera muy fugaz dando un paseo en coche, ya que de Asturias nos llamaba más la atención conocer los pueblos que las grandes ciudades, aunque si vas con tiempo y tienes la oportunidad, seguro que son ciudades espectaculares y con muchas opciones.

▷ Lastres

Era ya media tarde cuando estábamos llegando a Lastres, un pequeño pueblo situado en una montaña junto al mar. Sus calles son todas con pendiente así que es un buen lugar para mantenerse en forma simplemente yendo a comprar el pan! Arriba del todo está el mirador de San Roque donde puedes ver gran parte de la costa Asturiana.

▷ Cangas de Onís

Nos dirigimos a Cangas de Onís, lugar donde nos quedaríamos a dormir en una casita rural y donde su dueño, Ramón, nos acogió estupendamente. Además, nos obsequió con una botella de Sidra hecha por el mismo. Antes del anochecer, fuimos al Mirador del Fitu, desde allí, se puede ver parte de la cornisa cantábrica y como se mezclan las montañas y el mar.

Cenamos en Cangas de Onís, en un restaurante que no olvidaremos nunca y en el que tenemos pendiente volver alguna vez, se llama El Abuelo y si estáis por la zona, os recomendamos que hagáis una parada allí

▷ Lagos de Covadonga

¡El día siguiente tocaba ir a Lagos de Covadonga! Es muy complicado transmitir en palabras la belleza que tiene ese lugar, el entorno con los prados, los lagos y la cantidad de mansas vacas que pastan a su antojo, hizo que el bocadillo nos sentara mejor que nunca 

Pasamos la mañana de ruta por los lagos y subimos a la ermita de Covadonga, que es singular por estar tallada en la montaña.

▷ Llanes

Más tarde, nos dirigimos hacia Ribadesella donde hicimos un stop rápido para comer algo y seguir la ruta hacia Llanes, un pequeño pueblo con mucho encanto, construido sobre canales d agua. Allí se pueden encontrar Los Cubos de la Memoria, una obra de arte situada en el puerto.

Después de un paseo por allí, nos fuimos dirección San Vicente de la Barquera, dejamos atrás Asturias. Tuvimos la suerte d encontrar un sitio para dormir donde nos atendió su dueña de una forma muy familiar, indicándonos posibles rutas y haciéndonos sentir como en casa. Cenamos en el centro donde nos sirvieron varias raciones y un postre inolvidables, a esas alturas del viaje ya teníamos asumido que volveríamos con unos kilos de más, ¡pero que nos quiten lo bailao!


Días 5, 6 y 7. Cantabria

El nuevo día nos pusimos en marcha temprano  hacia Picos de Europa, llegamos hasta Fuente Dé, desde allí pudimos coger un teleférico para subir hasta el pico más alto. Existe la opción de subirlo a pie y de haber tenido más tiempo lo hubiéramos hecho así. Una vez arriba, pudimos caminar por una de las rutas que hay con la suerte de encontrar algo de nieve que aun quedaba.

De vuelta nos paramos a comer en Potes, en un asador muy conocido allí. Dimos una vuelta por el pueblo y volvimos al alojamiento de la noche anterior en San Vicente de la Barquera.

La siguiente mañana aprovechamos para conocer varios pueblos de Cantabria: Cabezón de la Sal, Santillana de Mar y Bárcena Mayor, uno de los pueblos más antiguos de España. Por la tarde, fuimos a conocer las cuevas de El Soplao. Esa noche hicimos parada en Torrelavega.

Al día siguiente fuimos al zoológico de Cabárceno, cerca de Santander, un espacio muy grande donde puedes ver a muchos animales en semi libertad. La tarde la aprovechamos para conocer la zona de El Sardinero, la playa más conocida de Santander, donde tomamos un helado y fuimos a conocer el palacio de La Magdalena.

Después de allí pusimos rumbo hacia Bilbao, llegamos muy tarde, sobre las 2 de la madrugada, pero ya habíamos reservado alojamiento con recepción de 24 horas para no tener problemas. El alojamiento en el País Vasco sube considerablemente de precio con respecto a las anteriores provincias que habíamos visitado,


Día 8. País Vasco

Por la mañana estuvimos en Sopelana, para hacer parapente. Una aventura que nunca antes habíamos hecho y que teníamos ganas desde hacía tiempo. Así que poder cumplir esta experiencia hace de Bilbao un recuerdo especial para nosotros.

CAM00589
CAM00593

Después de la aventura en parapente, realizamos como de costumbre, un tour gratuito por Bilbao donde pudimos ver los principales lugares de la ciudad así como conocer un poco la historia de Bilbao. Comimos de pintxos en el casco antiguo y probamos el txacoli, un vino blanco típico del País Vasco

Luego fuimos a San Juan de Gaztelugatxe, un islote unido a la península por dos arcos. Hizo niebla por lo que no pudimos contemplar el paisaje en su esplendor aunque aun así, es un lugar mágico que te recomendamos que visites.

Nuestra última parada fue San Sebastián, ibamos con poco tiempo así que recorrimos un poco el centro histórico y paseamos por playa la Concha. Lo poco que vimos de San Sebastián fue suficiente para darnos cuenta de que es de los lugares más bonitos de España. ¡Seguro que volveremos!


Te recomendamos que leas:


¿Te gustó nuestro artículo?

Puntuación media 5 / 5. Número de votos: 4

¡Puedes ser el primero en votar!

¡Gracias por votarnos!

¡Puedes seguirnos en las redes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.