Qué ver en Bali en 7 días

Bali es un destino que no podía faltar en nuestra ruta por el sudeste asiático. De hecho, esta isla indonesia fue el broche final después de conocer Singapur y Malasia. En este artículo os contamos nuestra ruta paso a paso y que sepáis qué ver en Bali en 7 días

Consejos útiles para viajar a Bali

Antes de que os cuente todo lo que mis papis vieron en Bali para que aprovechéis al máximo vuestro viaje, os dejo una serie de recomendaciones y consejos útiles para viajar a Bali:

Al igual que en Thailandia, el viaje que hicieron mis papis sin mí. Hay que tener en cuenta las recomendaciones generales para visitar cualquier lugar del sudeste asiático. Más aún, si estás embarazada como fue el caso de mi mamá.

El transporte público en Bali es pésimo y las carreteras son peor aún, así que antes de preparar vuestro viaje allí ,debéis decidir vuestra opción para moveros por la isla. Las dos mejores opciones son: Alquiler de una moto o contratar un chófer-guía. Esta última es la que mis papis escogieron por comodidad y para aprovechar los consejos de alguien local para conocer lo mejor de Bali.

El aeropuerto está al sur de la isla y la mejor zona para alojarse a vuestra llegada es Kuta. Hay bastantes hoteles cerca del aeropuerto, en los que se puede ir incluso a pie. Nosotros os dejamos la recomendación del que estuvimos, que nos gustó tanto que repetimos el día que dejamos Bali. ¡Se llama
Grandmas Plus Hotel Airport. Os dejamos el cuadro de Booking para que reservéis al mejor precio.

Booking.com

Ahora sí, después de estos consejos básicos os contamos lo que hicimos paso a paso durante 7 días en Bali. ¡Vamos allá!

Llegada al aeropuerto de Bali

El aeropuerto de Bali está situado en la capital Denpasar, al sur de la isla. Aunque como decíamos, el mejor lugar para alojarse cerca del aeropuerto es Kuta.

Las conexiones del aeropuerto son muy buenas, y no os fatarán ofertas de taxistas que quieran llevaros al destino que queráis. De hecho, mi papá vivió una de las escenas más surrealistas con estos «simpáticos chóferes». ¡Os la cuento ahora que no me ve!

Cuando llegamos al aeropuerto de Bali y salíamos dirección al hotel que mis papis habían reservado, un centenar, si ¡centenar! de taxistas se agruparon en torno a mi papá ofreciéndoles llevarnos en taxi. Le estuvieron persiguiendo durante casi 10 minutos (aunque a mi papá le parecieron 10 horas) insistiendo una y otra vez. Al principio mi papá se lo tomaba con humor, se sentía como uno de esos famosos a los que acorralan los periodistas al llegar a un aeropuerto pero poco a poco su cara se fue transformando hasta que aquellos taxistas se dieron por enterados de que no ibmos a tomar ningún taxi. ¡Mi mamá dice que nunca había visto a papá con esa cara de enfado!

Chófer-Guía en Bali

Aunque a mis papis les encanta viajar por libre, en seguida se dieron cuenta de que para aprovechar los 7 días en Bali, eso no iba a ser posible. Desde el hotel decidieron contratar un chófer-guía para conocer los puntos más importantes de la isla y con alguien local que les contase más sobre la cultura del país. Además, en un coche con aire acondicionado y sin preocuparse de nada más que contemplar a través de la ventanilla.

Something is wrong.
Instagram token error.

Si queréis una recomendación de un chófer-guía, nosotros guardamos el contacto del nuestro, podéis escribirnos aquí y os damos su teléfono. Es propio de Bali y no habla español pero se maneja muy bien en inglés.

Templo Uluwatu

Luhur Uluwatu es uno de los principales templos de Bali además de los más bonitos de la isla por su ubicación sobre un acantilado a 75m de altura.

Esta situado al sur de la isla en la peninsula de Bukit, el horario es de 9 a 18 horas y el precio de la entrada 40000 IDR

Algo que debéis tener muy en cuenta es que en el templo y sus alrededores habitan unos monos ladrones y un poco agresivos. Así que guardad vuestras carteras, vuestras gafas de sol y estad atentos con vuestra cámara de fotos y smartphone 🙂

Parque cultural Garuda Wisnu Kencana

Garuda Wisnu Kencana (GWK) es un monumento de 21 pisos de altura que representa al dios hindú Wisnu montando al legendario pájaro Garuda. Es el monumento más grande del mundo dedicado a Wisnu y lo podréis ver desde puntos muy lejanos de la isla.

Se puede visitar en el Parque Cultural (GWK). Allí, además del monumento se pueden ver las distintas áreas del parque y las actividades que se realizan diariamente en el recinto.

Kopi Luwak en Bali (Luwak Coffee)

Degustar el café más caro del mundo es una experiencia que no debéis dejar de vivir en vuestro viaje a Bali. 

El kopi luwak se obtiene a través de las heces (¡la caca, vamos!) del mamífero Luwak. Estos animales comen frutos maduros de café y luego expulsan el grano parcialmente digerido. Sabemos que no suena muy atractivo ¡aunque seguro que os habréis comido cosas peores! 

Es un café que conseguirlo fuera de Indonesia resulta carísimo y degustarlo allí es una grandísima oportunidad. En la mayoría de centros de cultivo ofrecen una degustación del café junto a una serie de tés de distintos sabores de manera gratuita. Nosotros os dejamos el nombre del que fuimos nosotros, por si queréis seguir la misma ruta que nos hizo el chófer. El centro de cultivo se llama Lumbung Sari House Of Luwak Coffee

Atardecer en Jimbaran

A lo largo de la costa oeste de Bali, se pueden disfrutar de los mejores atardeceres posibles. La playa de Jimbaran es una de las favoritas por los viajeros y además, a nosotros nos venía genial de paso por nuestra ruta.

A lo largo de la playa de Jimbaran encontrarás diversos locales para que te sirvan una mariscada mientras contemplas el atardecer, a la vez que una banda de música se acerca a tu mesa dedicándote una canción. Lo cierto es que la mariscada no fue la mejor según dicen mis papis, aunque el momento si que fue muy especial.

Quizá una mejor opción hubiese sido ir simplemente a la arena de la playa y vivir ese momento alejados de lo turístico. Así lo hicimos en el resto de atardeceres en los siguientes días por Bali.

2 días en Canggu

Canggu es uno de esos lugares que para disfrutarlo debéis pasar allí al menos un par de días. Un pueblo rodeado de arrozales y un ambiente surfero que os enamorará.

Aunque nosotros somos de Mallorca y ya podemos disfrutar playas maravillosas, Canggu nos ofrece 4 playas muy distintas en la que poder animarse a surfear en algunas de ellas. Por un lado están las platas de Berawa y Batu Balong ( Old Man’s) Son las dos playas más turísticas, con bastante ambiente y muchos puestos para alquilar tablas de surf.

Por otro lado tenéis Echo Beach, una playa de arena negra, con un ambiente hipster y moderno. Perfecta para tomarse unos mojitos en uno de sus beach club.

Por último y hacia el Oeste, está Munggu Beach. También de arena negra, es una playa que está algo más retirada. Esta playa es la que frecuentan los balineses especialmente para pescar. Si buscáis una playa tranquila, donde poder nada tranquilamente, Manggu Beach es la mejor opción.

Otra de las actividades que podéis hacer en Canggu es alojaros en una Surf House, alojamientos regentados y preparados para surferos y con un ambiente muy chulo. Por la noche, encontraréis infinidad de locales también con un rollo muy surfero para cenar o tomar algo.

En definitiva, Canggu es ese lugar donde querréis quedaros a vivir una temporada 🙂

Booking.com

Templo Tanah Lot

Muy cerca de Canggu se puede visitar otro de los templos más importantes de Bali. A mis papis, les gusta visitar sólo esos templos que tienen algo especial y este sin duda Tanah Lot es uno de ellos. Y lo es, porque está construido sobre una roca en el mar, a 100 metros de distancia de la costa.

Cuando sube la marea, la roca en la que se ubica Tanah Lot llega a cubrirse casi por completo y da la sensación de que el templo está construido sobre el agua. Para llegar hasta él, habrá que esperar a que la marea baje, un momento en el que podréis llegar hasta él ¡sin mojaros los pies!

Esta abierto todos los días de 7 a 19h y el precio es de 60000 IDR

Arrozales en Bali – Tegalagang

Si algo nos encanto ver en Bali fue ver los inmensos campos de arroz. Yo aun no he comido arroz pero a mis papis les encanta y poder ver el paisaje hermoso donde se cultiva, fue una gran experiencia.

A lo largo de nuestra estancia en Bali, vimos algunos arrozales aunque el que más nos gustó fue el de Tegalagang. La vista la acompañamos desde una terraza disfrutando de la gastronomía Balinesa ¡y eso siempre es un plus!

Después, pudimos pasear entre los cultivos de arroz y hacernos fotos súper instagrameables. Recomendado 100% 🙂

Kemenuh Butterfly Park Parque de Mariposas

Este parque fue una gran sorpresa para nosotros, no teníamos ni idea de que hubiese un parque así en Bali y gracias a nuestro guía lo conocimos y los disfrutamos.

Se trata de un recinto bastante grande en el que puedes recorrer libremente observando las mariposas en semi-libertad. No estamos de acuerdo con eso de tener a los animales encerrados aunque es cierto que este parque está muy bien preparado para que las mariposas estén prácticamente libres, con espacios abiertos y naturales.

Además, los trabajadores de allí parecen bastante involucrados con el cuidado de estos animalitos y nuestra experiencia allí fue muy buena y la recomendamos totalmente.

Tuvimos la oportunidad de sostener en nuestra mano a una de las mariposas más grandes del mundo, la mariposa Atlas. Pueden alcanzar los 30 cm de longitud aunque la nuestra medía aproximadamente 20cm. ¡No está nada mal! De hecho, en esos momentos yo sólo media 10cm, ¡la mitad que la mariposa Atlas!

Cascada de Tegenungan

Otro de los atractivos que tiene Bali son sus cascadas, hay bastantes distribuidas por toda la isla. Nosotros decidimos conocer la Cascada de Tegenungan, no es la más alta aunque tiene un gran caudal. Además, se encuentra muy cerca del centro de Ubud, ciudad en la que íbamos a estar los siguientes días.

La cascada de Tegenungan nos encantó por darnos la posibilidad de bañarnos en sus aguas y acercarnos a una de las caídas de agua. ¡El sonido del agua caer hay que vivirlo!

Si disponéis de más tiempo en la isla o si decidís un itinerario diferente, estás son algunas de las mejores cascadas que podéis visitar: Kampo Lampo, Git Git, Nungnung, Munduk, Tukad Cepung o Sekumpul.

2 días en Ubud

En el centro de Bali se encuentran una de las ciudades más importantes de la isla y aunque la capital balinesa es Denpasar, bien podría serlo Ubud. Dependiendo del tiempo que tengáis y del ritmo que queráis llevar, Ubud es un destino en el que pasar varios días y utilizarlo como conexión a distintos lugares que queráis hacer. El hecho de estar en el centro, hace que sea una buena opción como punto de conexión a trekkings u otras actividades.

Para conocer Ubud mínimo necesitaréis 2 días, nosotros estuvimos 3 ya que utilizamos uno de esos días para hacer la subida al volcán Batur del que hablaremos más adelante.

Booking.com

La atracción principal de Ubud es sin lugar a dudas Monkey Forest, un parque enorme donde habitan unos traviesos monos. Actualmente habitan alrededor de 300 macacos distribuidos en familias. De hecho, es frecuente ver peleas entre los distintos clanes.

El bosque esta en el centro de Ubud por lo que su ubicación es inmejorable. Su conservación es fabulosa y es un planazo pasear una mañana viendo a lo monos correteando y saltando entre los árboles.

Para adentrarse en la cultura local, Ubud tiene distintos lugares en los que se organizan espectáculos de danza balinesa. La verdad es que aunque yo no puede verlos, mis papis quedaron bastante alucinados con el extraño movimiento de los artistas. Hay que reservar unas horas antes porque se suelen llenar.

Ubud es una ciudad con bastante movimiento turístico y os cansareis de escuchar cómo os ofrecen «massages» y «taxis» así que es probable que en algún momento busquéis un oasis de paz. Para ello, a 20 minutos a pie del centro encontraréis los arrozales de Ubud.

No son tan gigantescos como los de Tegalagang aunque es fantástico poder pasear por ellos a lo largo de las dos rutas que contienen. Una ruta más larga y otra más corta. Para llegar hasta allí, deberéis ir hasta un hotel llamado Arjana Bungalows. Junto a él veréis un pequeño camino de tierra con una cuesta bastante empinada, después de 10 minutos andando por ese camino de tierra empezaréis a ver los primeros campos de arroz 🙂

Ver el amanecer desde el Volcán Batur

El Monte Batur, es un volcán de 1717 metros de altura. Todavía permanece activo, aunque su última erupción en 1965.

Ver el amanecer desde el Volcán Batur es una de las mejores experiencias que hemos vivido. El ascenso no tiene dificultad por lo que no haría falta de contar con guía, aunque las normas balinesas exigen contar con uno. Si contratáis un tour, como hicimos nosotros, ya incluye un guía, por lo que lo consideramos la mejor opción.

El tour lo podréis reservar en el lugar donde os hospedéis. Os pasarán a recoger alrededor de la 1 am a vuestro alojamiento y os llevarán en un vehículo hasta la base del Volcán con previa parada a «desayunar» (entre comillas porque no se puede considerar eso un desayuno). En la base del Volcán os esperará un guía local.

La subida al Volcán será alrededor de las 2 o 3 am. y la duración de la subida, dependiendo de vuestro ritmo y la de vuestro grupo, es de 2 o 3 horas por lo que da tiempo a ver el amanecer. En caso de que no lleguéis a tiempo, también podréis ver el amanecer perfectamente desde la ladera del volcán, ¡así que no os agobiéis!

Después del amanecer, tendréis un segundo desayuno, este bastante mejor (bebida caliente, con pan y huevos y fruta) Después del desayuno y muchas fotos para instagram llega el momento de descender y de nuevo el vehículo os regresará a vuestro alojamiento aproximadamente a las 10 am.

Snorkel en Amed

Indonesia tiene lugares magníficos para hacer snorkel (buceo con poca inmersión), aunque para llegar a ellos se necesitará contar con más días para hacer los traslados en ferry o avión. Si en vuestro caso, cómo el nuestro, la idea es hacer snorkel en Bali, la zona de Amed es una fantástica opción.

Aunque yo estaba en la barriguita de mamá pude sentir su emoción al ver los cientos de peces de colores, con formas súper diferentes con un fondo de coral impresionante. ¡Incluso tocamos un barco japonés hundido en la II guerra mundial!

Para bucear en las playas de Amed, podéis hacerlo por libre, aunque para llegar a los puntos exactos donde se encuentran el barco hundido o un templo para los peces, necesitaréis que un pescador local os lleve hasta allí por un módico precio. Si decidís contratar un tour, también os indicarán esos lugares 🙂

Templo Tirta Gangga

El templo Tirta Gangga fue el broche final a nuestra estancia en Bali, antes de volver a Singapur y lo cierto es que es de los templos más bonitos que hemos visto. Tirta Gangga significa literalmente agua del Ganges, donde los Balineses van a bañarse y que utilizan como lugar de culto.


Es conocido cómo el Palacio del agua, construido por el Rajá de Karangasem. Es un laberinto de piscinas y jardines con una espectacular fuente de agua. Lo más curioso es poder caminar por encima del agua sobre unas plataformas y que ponen a prueba tu equilibrio.

Hasta aquí nuestra ruta en Bali en 7 días, esperamos que os sirva para planear vuestro viaje. Si os ha gustado, nos encantará que nos pongáis 5 caritas sonrientes y lo compartáis en vuestras redes sociales 🙂

¿Te gustó nuestro artículo?

Si es así, dame 5 caritas sonrientes 🙂

Puntuación media / 5. Número de votos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *