Lactancia Materna. Verdades y Mitos

Lactancia Materna. Verdades y Mitos

Todos sabemos que amamantar tiene múltiples beneficios para el bebé y la mamá aunque son tantos mitos los que se escucha sobre la lactancia materna que he decidido haced este post exclusivo para ello. Ya que al subconsciente le llegan una serie de mensajes negativos continuamente, y aunque no sean ciertos, nuestro cerebro se lo acaba creyendo.

Mis papis se informaron con personas cualificadas, contando con la experiencia de amigas y la suya propia y por eso queremos hablaros sobre esos falsos mitos y podáis sacar vuestras propias conclusiones

Mitos comunes sobre lactancia materna

«Alomejor no produces suficiente leche y tendrás que darle leche de fórmula«

La naturaleza prepara el cuerpo de la madre para que pueda alimentar a su bebé, adecuando la calidad y cantidad de leche que el bebé va necesitando a medida que va creciendo. Cuánto más ponemos al bebé al pecho y más succiona, más producirá.

«No lo tengas todo el día en la teta, que lo vas a malcriar, tu bebé es un mimado«

Hay estudios que indican que el bebé que está piel con piel cuando llora, lo ponemos al pecho, son niños más independientes de mayores, con mayor seguridad y autoestima que los que no fueron atendidos rápidamente. El pecho además de ser su alimento es su mayor calmante.

«¿Otra vez en la teta? ¿Cuándo le toca? Si lo tenías hace media hora…a ver si es que no se sacia?«

El pecho es a demanda, no hay horarios, un bebé necesita diez minutos para comer y otro media hora. La leche materna es mas digestiva que la artificial por lo que piden más a menudo. Es como los adultos, no es lo mismo cenar una ensalada que unos huevos con chorizo, con lo segundo aguantaremos mucho más ya que tendremos sensación de pesadez.

«No puedes tomar medicamentos si estás amamantando.«

Es cierto que hay medicamentos que pasan a través de la leche materna pero son una minoría, la mayoría son compatibles con la leche materna, solo debes consultarlo antes de tomarlos.

«Dale un biberón y verás que te dormirá toda la noche«

Nada funciona de la misma manera para todos. Cada niño/a es un mundo. El dormir más o menos no depende del tipo de leche sino del niño. Puede incluso que con leche artificial, duerman peor, ya que la leche artificial se digiere peor, y las digestiones, suelen ser más difíciles. Una muy buena opción es utilizar un sacaleches para complemetar las tomas. En este artículo te contamos mejor todo sobre el sacaleches.



«Si el bebé come de todo, no es necesario que le sigas dando tu leche, ya no le alimenta«

Aunque hayamos introducido todo tipo de alimentos a su dieta, la leche materna, sigue aportando nutrientes y anticuerpos necesarios para el bebé. La OMS recomienda, mantener la lactancia complementaria hasta al menos los dos años. Aunque hay bebés que deciden no querer más antes y otros después. El destete es hasta cuando el bebé y mamá lo deciden.

«Dar de mamar duele mucho»

Sí cuando tu bebé se engancha, duele es porque algo estamos haciendo mal, no dudes en comentarle a tu matrona o acercarte a grupo de mamis (asociaciones que apoyan latancua materna etc) ellas te asesorarán sobre posiciones correctas, agarre etc y comprobar qué está fallando.

«Alomejor tu leche no es buena«

No hay leche materna buena o mala. La leche materna es el alimento ideal para tu bebé. Todas las leches que se han analizado en el mundo y a lo largo de la historia, cumplen los valores nutricionales que un bebé necesita. Lo que ocurre es que la leche va cambiando a lo largo del día e incluso de la toma. Al principio tiene más proporción de agua para calmar su sed y al final tiene más proporción de grasa. Por eso es importante hacer las tomas completas.

«Si sacas poca leche con el sacaleches es porque no tienes mucha«

La cantidad que se extrae con un sacaleches suele ser mucho menor que a leche real disponible para el bebé y que él si puede sacar.

«Las mujeres con pecho pequeño, producen poco pecho«

El tamaño de la mama, no influye en su capacidad de producir leche, ya que depende más de la cantidad de grasa, que del tejido glandular.

«Si le das cada vez que pide lo malcrias«

Los bebés no solo necesitan la leche que les alimenta sino también contacto físico y cariño, fundamentales para un apego seguro, que será la base de su confianza y auetoestima futura.

«No debes tomar ciertos alimentos porque cambia el sabor de la leche o porque al niño le darán gases«

Los cambios en el sabor de la leche según los alimentos ingeridos por la madre, favorecerá que el bebé acepte los nuevos sabores cuando se introduzca la alimentación complementaria. Ningún alimento consumido por la madre provoca gases en el niño.

«El éxito de la lactancia depende del parto, forma de los pezones o tamaño del pecho«

El éxito de la lactancia está relacionado con la información y soporte que recibe la madre y la pareja, que tiene un papel fundamental, además de la confianza en ellos mismos y la colocación frecuente del bebé en el pecho. No tiene nada que ver con la forma ni tamaño del pecho.

Si hubo cesarea, o la madre recibió medicación en el parto, gran hemorragia etc puede retrasar la lactancia, pero no influye en poder amamantar a su bebé con éxito.

¡Querer es poder! Como todo en la vida es cuestión de confianza y actitud.

¿Conocéis algún otro mito? Nos encantará leerlo en los comentarios 🙂


¡ Si os ha gustado este artículo y creéis que puede ayudar a otras personas, nos alegrará mucho que lo compartáis en vuestras redes sociales!

¿Te gustó nuestro artículo?

Si es así, dame 5 caritas sonrientes 🙂

Puntuación media / 5. Número de votos:

Deja un comentario