Berlin en 24 horas

Berlin en 24 horas

¿Pensando en hacer una escapada pero disponéis de poco tiempo?

Berlín es la capital de Alemania y cuentan mis papis que tiene mucho que ofrecer. Aquí tenéis el itinerario que hemos preparado para visitar todo lo imprescindible de Berlín en 24 horas.

Vuelos ganga a Berlín

Estando en barriga de mami y al ella estar trabajando y no disponer de más días, mis papis empezaron a buscar ofertas para hacer una escapada de fin de semana y al final consiguieron vuelos desde Palma de Mallorca por 10€ ida y vuelta cada uno (yo no manejo el dinero, de eso se encargan ellos, pero por lo que he oído, me parece que es una verdadera ganga)

Llevaban tiempo queriendo conocer esta ciudad en la que han pasado tantas cosas y les impresionó mucho. Las emociones que me llegaron fueron muy buenas. Os animo a conocerla.

Así que tanto si hacéis escala, o aprovecháis vuelos baratos o hacéis tour por Alemania, os aconsejo que hagáis parada en ella, os dejo itinerario que hemos preparado, para que podáis aprovechar al máximo la capital Alemana y ver todo lo imprescindible de Berlín en 24 horas.


Booking.com


Consejos para disfrutar de Berlin en 24 horas.

Para visitar una ciudad en 24 horas y ver lo máximo posible, hará falta caminar bastante. Aunque yo iba muy cómo en la barriguita de mamá, mis papis os recomiendan:

  • Calzado cómodo (tanto para papis que lleven bebés a porteo o en barriga) 
  • Ropa adecuada para la época del año que vayáis a visitarla. Podéis mirar el tiempo en www.eltiempo.es 
  • Información útil para poder aprovechar el poco tiempo del que disponéis.
  • Descargar mapas offline para poder encontrar cualquier dirección sin necesidad de internet. Para ello, mis papis utilizan una app que se llama MapsMe. Podéis descargarla aquí.

¿Mejor época para visitar Berlin?

Todo depende de tus gustos, tanto viajar en verano como en invierno tiene sus ventajas y desventajas y sea cuando sea que decidas ir, no te aburrirás, ya que hay eventos durante todo el año.

Nosotros creemos que Noviembre y Diciembre es buena época, a pesar que los días son cortos, no hay demasiada gente, yendo abrigados el frío se soporta bien, luego bajan temperaturas mucho más hasta Febrero, y cuando aparece la niebla en lugares tan históricos tiene su encanto. Además en estas fechas, tanto hoteles, como vuelos están mucho más baratos y si queréis pasear, visitar museos, subir a miradores… ¡os ahorraréis hacer colas de espera!

Sabías que cuando las mamás mantienen actividad física los bebés estamos mucho más relajados. ¡Sentimos como si nos mecieran y se está realmente a gusto!

En Diciembre también hay muuuchas luces por las calles, dicen que por la Navidad, no entiendo muy bien todavía, pero está todo muy bonito y hay mercados navideños que cuando pasas, huele súper rico.

Si a pesar de todo, no os gusta (o no podéis) viajar en invierno, otra muy buena opción puede ser Otoño o Primavera. A mí la primavera me encanta, de hecho fue cuando decidí salir de mi zona de confort y empezar a conocer físicamente el mundo que me rodea.

Verano, aunque no lo consideramos una mala opción, especialmente por el clima, lo cierto es que se llena de gente ¡y los precios suben un montón!




¿Cómo llegar al centro de Berlín desde el aeropuerto?

Lo primero que debes saber es que existen dos aeropuertos en Berlin, está el aeropuerto de Berlín-Schönefeld que está situado a 22 kilometros del centro y el aeropuerto de Tegel que se encuentra a tan sólo 8 kilómetros de pleno centro.

Nosotros aterrizamos en Tegel y cogimos un bus rápido y económico. Sin duda es la mejor opción 🙂

El Jetexpress bus te llevará a Alexanderplatz en 30 minutos aprox, por 2,80€/adulto, los niños hasta 6 años no pagamos y de 6 años a 14 años, pagan 1,70€. 

Ruta por Berlín

Para conocer una ciudad tan grande y con tanta historia como Berlín en tan sólo 24 horas, mis papis recomiendas realizar uno de los tours «gratuítos» que se realizan con mucha frecuencia. Cuando nos dirigimos a una chica con un enorme paraguas entendí porqué los llevan aún cuando no llueve… se trata de guías turísticos que te enseñan la ciudad y te explican curiosidades a cambio de que les des al finalizar una propina.

Hay distintas empresas que realizan estos tours aunque la más reconocida y la que podéis encontrar en prácticamente todas las ciudades Europeas es FreeTour. Desde esa página podréís asegurar vuestra plaza para el tour reservando unos días antes cómo hicieron mis papis.

Hay distintos tours para realizar, nosotros hicimos el del centro de Berlín, es el más genérico y muy completo, duró casi 4 horas a pie y vimos algunos de los siguientes puntos de interés:

  • Catedral de Berlín
  • Puerta de Brandenburgo
  • Caída del muro de Berlín
  • Checkpoint Charlie
  • El sitio del antiguo búnker de Hitler
  • Rio Spree
  • Reichstag-Parlamento Alemán
  • Monumento del Holocausto
  • Historia del osito Berlinés

Lo que no te puedes perder de Berlín

Hamburguesa en BurgerMeister

Aunque la gastronomía alemana no está considerada como las mejores no puedes irte de Berlín sin probar las hamburguesas de BurgerMeister. Mis papis alucinaron con el encanto del lugar y el sabor de sus hamburguesas ¡y yo también lo hice!

El monumento dedicado a las víctimas del Holocausto

Este monumento es uno de los más especiales que han visitado mis papis, yo mismo pude sentir la emoción de mamá al pasear sola entre los 2711 bloques de hormigón que representan a cada una de las víctimas del Holocausto. Es un lugar que no te dejará indiferente.


Something is wrong.
Instagram token error.

Ver la biblioteca subterránea en Bebelplatz

Esta plaza es tristemente conocida por la quema de libros por parte de los nazis en los que se perdió muchísimo conocimiento, historia y cultura. Ahora se puede ver una ventana de cristal en el suelo dónde se pueden ver las estanterías vacías.

Para reflexionar la frase de Heinrich Heine: «Esa quema sólo fue un preludio. Allí dónde se queman libros, se terminan quemando también personas.» 

La Piedad de Kollwitz

Entre la Isla de los Museos y  la Bebelplatz se puede encontrar una estremecedora escultura conocida cómo La Piedad de Kollwitz. Se trata de una representación real de una madre abrazando a su hijo fallecido. Esta escultura se encuentra en un edificio con la cúpula descubierta, con lo cual, cuando llueve o nieva, la mujer no tiene ningún tipo de techo que la proteja, en cambio, su hijo, si queda protegido por ella.

Esta escultura nos deja un significado muy revelador: Las guerras las crean los intereses de los poderosos, y los ciudadanos estamos desprotegidos, lo único que nos queda es protegernos unos a otros.

Visitar Cúpula del Reichstag

Para apreciar las vistas de todo Berlín tenéis la opción de subir al mirador del parlamento alemán del Reichstag. La entrada es gratuita, la duración una vez dentro es de 20 minutos y el horario de visitas es de 8.00h a 21.45h.

East Side Gallery

Parte del muro de Berlín que aun se mantiene en pie. Los artistas callejeros pidieron mantenerlo para crear una galería de arte al aire libre, la más larga y duradera del mundo. Hay unos 1300 metros de arte en la parte este del muro en el que podréis encontrar obras tan famosas como «El muro del beso» ¡Preparad vuestra cámara! 

Puerta de BrandenBurgo 

Es un monumento con muchísima historia a sus pies. Vale la pena conocer todo lo que ocurrió allí y contemplarla tanto de día cómo de noche. 

Y vosotros ¿Habéis estado en Berlín? Añadirías algún otro lugar imprescindible?

¿Te gustó nuestro artículo?

Si es así, dame 5 caritas sonrientes 🙂

Puntuación media / 5. Número de votos:

Deja un comentario